Cuidados que contribuyen a mejorar el tratamiento principal de una persona enferma, o que ayudan a prevenir dolores y enfermedades, acentuando la eficacia y los resultados finales de un proceso de enfermedad.
Son técnicas de relajación profunda, expresión emocional, tacto, presión, activación y de consciencia que ayudan a recuperar la salud o a mantenerla y no perderla.
No sustituyen a ningún tratamiento médico, sino que lo complementan.

  • Terapia psico-corporalUn trabajo profundo sobre el cuerpo con implicación de los planos físico, emocional y mental. Requiere la voluntad de crear un cambio en la vida. Dirigido a modificar un dolor físico, una enfermedad o una dificultad personal, ayuda también a las personas en proyectos concretos de su vida, en épocas difíciles, o en la búsqueda de sí mismo durante periodos de confusión o cambio
  • Terapia cráneo sacralUna técnica sutil que ayuda a detectar y corregir desequilibrios del sistema cráneo-sacral que puedan ser causa de disfunciones sensitivas, motoras o neurológicas.
    Un contacto suave, la presión precisa, un ritmo adecuado... y los bloqueos se disuelven, el sistema nervioso se libera y la mente se tranquiliza. Paz y serenidad interior
  • Reflexología holísticaEstimulamos mediante presión puntos sobre los pies para lograr el equilibrio fisiológico de los sistemas y los órganos del cuerpo. Su aplicación reduce el dolor, mejora la movilidad, aumenta la vitalidad y produce una recuperación natural de los desequilibrios.
    Es una excelente herramienta de prevención y mejora de la salud en adultos y niños. Apoya el tratamiento médico de una gran cantidad de enfermedades
  • Reflexología holística infantilEs una herramienta de prevención y mejora de la salud en los niños. Cada minuto de contacto físico con los hijos, a través de los pies, es un estímulo de conexión, complicidad, confianza y nutrición afectiva. Enseñamos a los papás, mediante talleres, técnicas sencillas para que cuiden de la salud de sus hijos. Y tratamos trastornos en consulta privada. No sustituye a ningún tratamiento médico, sino que lo complementa
  • Recuperación del suelo pélvicoEl suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que soporta y da protección a las vísceras pélvicas. La fisioterapia ayuda en la recuperación y reeducación perineal y en la apertura de una nueva conciencia hacia esa parte de nuestro cuerpo.Tratamos trastornos como prolapso, vaginismo, incontinencia urinaria, estreñimiento, cicatrices de episiotomías, desgarros, cesáreas y disfunciones sexuales
  • Drenaje linfático manualEl Drenaje linfático manual es una técnica muy útil en la eliminación de líquidos y toxinas de nuestro cuerpo. Consiste en un masaje suave e indoloro que activa la circulación permitiendo la oxigenación y nutrición de los tejidos.
    El DLM es una herramienta muy útil a la hora de tratar las cicatrices y sus posibles adherencias. Muy recomendado en casos de piernas cansadas e hinchadas y retención de líquidos, situaciones muy frecuentes durante el embarazo.