“La Meditación es en esencia el arte de ser consciente, de darse cuenta de lo que sucede en tu interior y a tu alrededor”Osho
 
La agitación de la vida diaria nos mantiene tan ocupados que no encontramos espacio para nosotros mismos, y cuando por fin conseguimos ese momento para relajarnos nuestra mente sigue igual de ocupada, unas veces en lo ya pasado y otras en lo que aún no ha sucedido.
La meditación es un entrenamiento para aprender a calmar tu mente. En esta escuela trabajamos con:

Entrar directamente en el silencio o aprender a hacerlo.

Es un entrenamiento de concentración y atención plena en el momento presente, con un profundo poder de transformación interior.

Es detenerse, y dedicarse un tiempo, para estar honestamente con uno mismo.

La meditacion activa se vale de técnicas sencillas de movimiento, danza, sonido y respiración, con el propósito de relajar el cuerpo y calmar la mente, favoreciendo la tranquilidad y el silencio interior.

Recomendable para iniciarse en la práctica de la meditación.

Más info

Meditamos relacionándonos con los demás, enfocando la conciencia en el amor, en la amistad o en la tierra sagrada, entre otros temas.
Es una meditación activa, social y terapeútica. Activa porque no estás todo el tiempo sentado en estado de quietud. Social porque utilizas al otro como tu espejo. Terapeútica porque liberas emociones negativas y te nutres de las positivas.

Sus 14 etapas son ejercicios para explorar el amplio abanico de tus emociones. Te libera del estrés y de las tensiones, te adiestra en sacar la negatividad y te pone en contacto con el amor que tienes en tu interior. Más info

Son encuentros de 4 horas para meditar y profundizar sobre un tema específico elegido. Habitualmente se practican dos meditaciones activas, además de dinámicas grupales, desbloqueos y ejercicios y lecturas específicas según el tema.
Un fin de semana donde se practican diferentes meditaciones activas, pasivas y de relación, con momentos para compartir la experiencia.
Hacemos la misma meditación durante 21 días seguidos. Profundizamos en los beneficios que aporta la meditación elegida.

Una experiencia sanadora, liberadora y que fortalece la voluntad de quien lo hace.

Los niños necesitan jugar y moverse pero también necesitan calmarse y relajarse. Practicamos juegos de relajación que fomentan la tranquilidad, la armonía, la concentración y disminuyen el estrés y la ansiedad.

Jugamos con el movimiento, el sonido, los objetos, el tacto, la respiración, los sentidos para expresarnos hacia fuera y luego recogernos, sentir nuestro interior.

Un trabajo que introduce a los niños en la práctica meditativa.

Más info